La Luna es hueca

Que curioso, pero es la verdad!!! Por eso me gusta compartir las conversaciones con mi abuelo, porque son interesantes y curiosas. Para la muestra un botón:

Soy yo la ingeniera, soy yo la persona “joven” a la que le gusta hablar de nuevas tecnologías, soy yo la que trabaja con información espacial. Sin embargo mi abuelo no se queda atrás, hace diferentes análisis y saca conclusiones que muchas veces no sé cómo sustentarle; me ha disparado diferentes tipos de preguntas, hasta que llegó un momento en el que contesté: Yo trabajo con información de allá pa’ acá no de acá pa’ allá. No sé mucho de satélites naturales, ni su composición. Él, mientras tanto lee diferentes fuentes tratando de encontrar teorías de vida extraterrestre, pasando por temas como nuestra Luna, las lunas de Saturno, e incluso hizo pausa en Iapetus, una Luna bastante particular de Saturno. Su conclusión fue que definitivamente no estamos solos en el universo. Este artículo muestra su análisis con respecto a nuestra Luna. En las próximas fechas publicaremos sobre Iapetus.

Para mi fue una gran sorpresa conocer por medio de Google que la luna no es lo que yo pensaba que era, simplemente una cosa que siempre había estado ahí, nunca me detuve a pensar cómo se formó o por qué, que trabajo le fue asignado, de que estaba hecha, y otras preguntas que ahora brotan en mi cabeza y que en parte están resueltas hoy por los científicos.

Fué mas mi sorpresa al saber que la Luna es unos cuantos millones de años mas vieja que la Tierra, entonces surgen mas preguntas: ¿en donde estaba? ¿Quién la trajo y para que la puso donde está? ¿De que está hecha? y muchas mas preguntas que surgirán al absolverse las anteriores.

Otra incertidumbre que nos acosa dada su importancia en nuestra vida diaria, es la de la presencia de Dios en nuestras creencias y nuestras actividades. Entonces se revuelven las dudas de lo físico con las dudas espirituales: ¿Qué es la luna? ¿Qué es Dios? De nuevo surge una duda: ¿Dios es la naturaleza? O ¿La naturaleza es Dios? Esta es la filosofía Panteista.

Pero la mas importante de las preguntas que surgen es  la del misterio de quienes somos nosotros,  la Especie Humana y su evolución, su destino, su misión en este mundo, su desarrollo, y si hemos cumplido con el fin a que fuimos destinados, porque, creo yo, que tenemos una misión por cumplir.

Volviendo al tema de la Luna, y según los científicos, hay razones muy valederas para creer que nuestro satélite es producto de una inteligencia superior, veamos algunas:

  • La composición es diferente, hay materiales que no se encuentran en la Tierra.
  • Es unos millones de años mas antigua que la Tierra.
  • Su tamaño es desproporcionadamente grande con relación al tamaño de la Tierra, ningún otro satélite de ningún planeta conocido tiene esas proporciones.
  • La órbita es perfectamente circular, no es elíptica como la de los demás satélites.
  • El fondo de sus cráteres es plano, lo que indica que los meteoros que chocaron con ella dieron contra una superficie sólida, no terrosa.
  • Las caras de la luna son diferentes, pues la que no nos muestra está llena de cráteres.
  • En los eclipses totales de Sol se aprecia claramente que el diámetro de la Luna cubre exactamente el diámetro del Sol, lo que es algo mas que una coincidencia.
  • En las películas de la Luna se puede ver que por algunas partes de su superficie salen pequeños chorros de vapor o gas, lo que indica que hay actividad interna.
  • Los integrantes de la misión Apolo 12 pusieron sismómetros en la superficie de la Luna y luego hicieron estallar el módulo, lo que produjo un sismo que inició una vibración que duró varios minutos como si fuera una campana gigantesca.

Al apreciar todo lo anterior es innegable que la Tierra ha sido visitada por otros seres en distintas oportunidades, y por eso no es ilógico atreverse a pensar que conviven con nosotros. ¿Por qué el hombre no ha vuelto a la luna? ¿De que tiene miedo el hombre o quién se lo prohibió? O tal vez se encontró algo que no es conveniente que nosotros conozcamos por ser muy avanzado y no comprenderíamos causando pánico colectivo. ¿Estamos ante una nueva inquisición, esta vez científica, que desconoce el derecho que tenemos al conocimiento y la verdad?.

El Hombre ha pasado por distintas etapas desde su aparición en la Tierra, existe la teoría de su evolución hasta convertirse en lo que es hoy, yo nunca lo he creido, no creo en que primero fue un mico y sucesivamente fue transformándose hasta llegar a lo que es hoy. ¿Por qué otras especies no se han transformado? Únicamente han cambiado sin sufrir una transformación apreciable, pero por ejemplo las abejas siguen iguales a hace miles de años, lo mismo las hormigas, y así cualquier otra especie que estudiemos.

Siempre he creido que el hombre es el resultado de un experimento efectuado por seres mas avanzados y con una inteligencia y conocimientos superiores a los nuestros; ¿A que se debe la diferencia tan marcada entre las razas? ¿La diferencia de los idiomas?. Muchos dirán que por el medio ambiente que incide en el modo de ser y las costumbres de las personas, pero entonces los que estamos geográficamente en sitios iguales, como los negros de Africa y los cobrizos Suramericanos, que estamos sobre el ecuador, ¿Por qué somos tan diferentes?.  ¿Por qué el medio ambiente en Africa y Suramérica es tan distinto? Los idiomas, que tienen raíces conocidas, ¿Por qué son tan diferentes?. También los estudios antropológicos han mostrado diferencias grandes entre las diferentes razas, que corroboran la certeza de que la aparición del hombre sobre la tierra es producto de un experimento.

La teoría según la cual todos descendemos de los africanos, es decir de los negros, y que proclaman los científicos mediante estudios del ADN realizados recientemente, queda desvirtuada casi en su totalidad si analizamos con detenimiento las razones expuestas anteriormente. ¿En que se parece un Ario a un Tolteca?, ambos son de igual especie, pero de distinta raza, ¿A que se debe esa diferencia tan marcada?. Esa diferencia no puede ser sino el producto de una voluntad consiente, de alguien que quería que así sucediera, y esto mismo debería pasar con las demás diferencias encontradas en las razas de este mundo, si acaso existirían diferencias de tiempo o época, y lógicamente de lugar.

Entonces falta averiguar cual es la finalidad de este estudio realizado por seres de los cuales no sabemos sino que existen, cuales son sus propósitos, si nos ayudarán, o únicamente nos tienen para su servicio, cuando terminará este “experimento”, que relación tiene su proceder con nuestra concepción del TIEMPO-ESPACIO tal como lo conocemos. Con relación a esta incógnita aparecen un sin número de preguntas mas que nos dejan mas a ciegas de lo que estábamos. Se repite la pregunta, ¿Quiénes somos? ¿En dónde estamos? ¿Para donde vamos? Creo que a este respecto lo mejor es no tratar de saber nada en absoluto, vivir y dejar vivir. Pero no es lo que yo crea, ante un misterio tan grande y trascendente no podemos cerrar los ojos, la humanidad tendrá que seguir investigando.

Ya por lo menos, tenemos resuelta una pequeñísima parte del misterio, sabemos sin lugar a dudas que no estamos solos en la Tierra y en el cosmos, que la Luna no es lo que parece ser y que el misterio apenas comienza a dilucidarse.

Francisco Campuzano, Bogotá Noviembre de 2015

Advertisements

One Comment Add yours

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s